Transparencia Electoral manifiesta su preocupación por los desafortunados ataques del gobierno de México, y el partido gobernante (MORENA), en contra del Instituto Nacional Electoral (INE), inconformes con decisiones del máximo órgano electoral cuya motivación no ha sido otra que atender una obligación que tienen y juran todos quienes ejercen cargos públicos: cumplir y hacer cumplir con la Constitución y las leyes.

En un primer caso el INE aprobó criterios para evitar la sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados, con base a una real y verdadera afiliación partidaria, lo cual no es una ocurrencia de los consejeros y las consejeras electorales, sino de un mandato constitucional que establece que ningún partido debe tener más del 8% de sobrerrepresentación (Artículo 54 de la Constitución).

En un segundo caso, el INE canceló registros de candidatos del partido MORENA por no presentar informes de gastos de precampaña, no como gesto de revanchismo como alegan algunos, sino en virtud de lo que establece la ley electoral al respecto: “Si un precandidato incumple la obligación de entregar su informe de gastos de precampaña, no puede ser registrado como candidato” (Artículo 229 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales).

A partir de estas decisiones, se ha desacreditado al INE como institución y de manera personal a varios de sus Consejeros y Consejeras. Se han realizado ataques verbales, descalificaciones personales, e incluso mítines donde el candidato Félix Salgado Macedonio ha reproducido un “funeral” con un ataúd con el nombre del Presidente del INE, Lorenzo Córdova. Todo ello registrado en redes sociales y medios de comunicación.

La importancia del INE como órgano democrático radica no sólo en su autonomía, sino en que ejerza su función atendiendo sólo lo que diga la Constitución y la ley, y no lo que opinen el Presidente o los partidos políticos.

Si los partidos y las y los candidatos se sienten agraviados con las decisiones del INE, pueden utilizar los medios de impugnación necesarios para controvertir las decisiones del INE, como  solicitar al Tribunal Electoral su verificación y rectificación de ser el caso.

Hacemos un llamado al Gobierno mexicano, y a los miembros y dirigentes de MORENA, a que apeguen su actuación a la Constitución y las leyes. El respeto a las autonomías funcionales de las autoridades electorales es una de las bases de una república democrática, y por ello es fundamental que los partidos políticos y sus respectivos candidatos y candidatas puedan establecer canales de comunicación cordiales y respetuosos con las autoridades electorales.

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

You have Successfully Subscribed!

Share This